inteligencia-emocional-y-liderazgo

Cómo la inteligencia emocional y liderazgo pueden mejorar tu empresa

La inteligencia emocional y el liderazgo son dos conceptos hermanos que en la actualidad están dando mucho que hablar, ya que nos enfrentamos a un cambio de paradigma en el área laboral. Las estructuras jerárquicas e impositivas están siendo reemplazadas por las estructuras horizontales y participativas, donde el líder del equipo es más bien un compañero de labores más, que el jefe ostentoso en su oficina aislado del equipo de trabajo.

Este cambio de paradigma implica la inclusión de los sentimientos y emociones de cada uno de los miembros del equipo, como una forma de reconocerles como ser humanos y no como simples piezas que realizan una función dentro de la empresa, la cual no le puede ni debe afectar ninguna situación.

Por tanto saber analizar, comprender y canalizar las emociones y sentimientos efectivamente son unos de los atributos que todo líder de la era “moderna” debe tener y preocuparse por perfeccionar. La inteligencia emocional, puede desarrollarse y perfeccionarse con el tiempo. Si bien, la mayoría de los jóvenes líderes cuentan con esta capacidad y saben transmitírselas a su equipo de trabajo, ¿cómo puede mejorar los procesos productivos de tu empresa?

La respuesta es bastante simple. Cuando un líder es consciente de sí mismo y sus capacidades, está capaz de generar un ambiente laboral efectivo. La inteligencia emocional y el liderazgo se complementan muy bien, porque el liderazgo ofrece herramientas cognitivas y visionarias del trabajo en equipo, mientras que la inteligencia emocional ofrece la posibilidad de canalizar eficientemente situaciones externas que puedan influir negativamente sobre la productividad laboral.

Una persona desmotivada y sin ánimos para trabajar no serán tan productiva como una motivada y con cientos de ideas que desarrollar en su área de trabajo.

Las molestias, incompatibilidad de caracteres, malos entendidos, celos, desacuerdos y demás pueden generar un ambiente de trabajo tenso, que nadie exprese pero que todos sientan. En tal caso un líder con dominio de su inteligencia emocional pone en acción pequeñas actividades que logran limar esas asperezas canalizando las emociones que posteriormente harán la diferencia en el ambiente laboral.

La organización internacional sin fines de lucro Six Seconds, dedicada a crear conciencia sobre la inteligencia emocional y el liderazgo, realizó un estudio denominado “The Emotional Intelligence Network” en el cual se demostró que hay mucha relación entre las capacidades emocionales de los líderes con el desempeño laboral de su equipo de trabajo.

Un aspecto que no puede dejar a un lado es que la inteligencia cognitiva nada tiene que ver con la inteligencia emocional. Él o ella pueden ser físico termonucleares con grandes reconocimientos internacionales, pero tener poca capacidad de manejar sus sentimientos y emociones eficientemente o ser una persona con un coeficiente intelectual bajo o promedio y tener grandes capacidades en cuanto a inteligencia emocional se refiere.

Cómo la inteligencia emocional y liderazgo pueden mejorar tu empresa
5 (100%) 1 vote
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *