edad para emprender

No estás viejo para emprender

La edad ya no es una excusa para emprender. Muchos se preguntan cómo un adulto mayor puede dejar de lado la jubilación para enfrentarse a nuevos retos y se  acercan a mí –atónitos- cuestionando la edad para emprender.

La vida no se acaba con la jubilación, de hecho, empezamos una nueva faceta, llena de conocimientos y ventajas que los que apenas inician la vida no tienen.

En Uruguay, por ejemplo, existe la red de emprendedores Senior, encargados de colaborar en emprendimientos para personas de más de 50 años porque no hay edad para emprender. En definitiva, utilizar los años de experiencia de una persona para empujar la productividad de una sociedad, es una decisión acertada.

El asesoramiento para personas mayores que deciden emprender es fundamental para que tengan éxito. No dista mucho de lo que sucede con el resto de los emprendedores, como podrá ver. No importa si el proyecto es de tipo tecnológico, gastronómico, cultural, educativo o comercial: los adultos mayores tienen la capacidad de llevar negocios de cualquier índole con mucho profesionalismo.

Negocios para la edad dorada

Con el auge tecnológico, algunas personas podrán pensar que los adultos mayores tienen una gran desventaja al momento de emprender por el uso de las tecnologías de la información. Muchos sobreentienden que las canas no se llevan bien con la tecnología, pero, realmente, ¿quién, en este momento de la historia, no se ha visto obligado o atraído a usar una computadora, tablet o dispositivo móvil?

No hay edad para caer en manos de la tecnología, así que tampoco hay edad para emprender.

Ideas de negocio

El mejor público de los adultos mayores son, precisamente, ellos mismos porque conocen sus necesidades, debilidades, fortalezas y forma de pensar. Con un conocimiento tan amplio y profundo de su target objetivo, es mucho más sencillo llegar al mercado con el producto o servicio ideal que logre satisfacer las necesidades del cliente final. Le presentaré algunas ideas para que se anime y entienda que no hay edad para emprender.

  1. Residencias para adultos mayores. Ejercicios, áreas verdes y una excelente atención.
  2. Casas de apoyo para el día, donde los adultos mayores puedan disfrutar de compañía.
  3. Turismo para adultos mayores, donde consideren sus requerimientos especiales.
  4. Atención y cuidados médicos.
  5. Centro deportivo especializado en pacientes mayores.

Estas son algunas de las opciones que he escuchado. El mundo de los abuelos se está moviendo. No se quede atrás e invierta sus últimos años en un proyecto alentador que ayudará a otros. Recuerde: No hay edad para emprender.

No estás viejo para emprender
Califica nuestro Artículo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *