manejar el estrés

Cómo emprender sin morir de estrés en el intento

Emprender es una tarea a tiempo completo, no hay vacaciones ni días festivos cuando se busca concretar una idea, consolidarla y monetizarla rápidamente. Por tanto, sufrir de estrés es lo que llamaríamos un “gaje del oficio”. Sin embargo, por tu salud y la de tu familia no debe ser convertirse en un hábito.

Para manejar el estrés muchos te dirán, que te desconectes de la actividad laboral y calcules fríamente tu día a día cronometrando exactamente hasta el tiempo que tomas en vestirte para ir a trabajar, pues si te tomas más del debido te puedes estresar en el tráfico. Pero tú y yo sabemos que esto es un lindo ideal que dista mucho de lo real.

Lo cierto es que la vida del emprendedor, está llena de mensajes de correo electrónico, alertas en las redes sociales, mensajes por responder, citas y reuniones que concretar, y cientos de imprevistos que atender. Por lo que manejar el estrés no se trata de una serie de pasos robotizados imposibles de lograr, porque el solo hecho de intentarlo si te puede estresar y frustrar, sino más bien de encontrar y fortalecer tu actitud positiva.

Una buena actitud permite mantener la mente serena ante situaciones de estrés, permitiendo que las ideas fluyan y se creen soluciones creativas, no sólo para superar las tensiones del día a día sino además para manejar con sabiduría nuestra propia condición humana.

Me explico: Para manejar el estrés hay muchísimas formas, pero no todas pueden aplicar contigo, por ejemplo: hay quienes les ayuda escuchar música para calmar el pensamiento, otros descubren en la lectura el tranquilizando ideal, y otros simplemente salen en familia y llegan renovados. Pero, para poder llegar a esta conclusión que parte desde el conocimiento personal es importante comenzar con una buena actitud.

Si te enfocas en fortalecer tus potencialidades y rodearte de personas positivas, la sinergia actuará por sí sola ofreciéndote soluciones a los problemas que te puedan generarte tensiones. Si pudiera rescatar algo sobre las mágicas soluciones para manejar el estrés sería el hecho de equilibrar el tiempo invertido en el trabajo y las actividades personales.

Es imposible “afilar la sierra” si después de un largo periodo de intensa actividad no existe una real desconexión. La misma se logra si has trabajado eficientemente en ser un buen líder, capaz de delegar funciones a personas confiables en la cuales no temes dejar tu proyecto por unos días.

Como verás, manejar el estrés es como el resto de los retos que enfrentas como emprendedor. Todo va a depender de la actitud que tengas al asumirlo y enfrentarlo. Eres la mejor herramienta de trabajo que tienes; el mejor hijo, padre, hermano, tío, sobrino, etc., que tienes y descuidarlo no es una opción viable, mucho menos rentable, así que sé inteligente.

Cómo emprender sin morir de estrés en el intento
5 (100%) 5 votes
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *