Errores comunes en la identidad visual de su empresa

Errores comunes en la identidad visual de su empresa que afectan la marca

Sin importar si su empresa o marca es nueva o tiene tiempo en el mercado, llevarla a medios digitales siempre supone un proceso creativo que debe mantener cierto control. Puesto que, los Diseñadores Web y los Community Manager con frecuencia no comparten la misma información, o en el caso que ambos procesos los estés llevando a cabo y creas que es mejor tener un concepto variado en la identidad visual, que refleje su versatilidad profesional que mantener un estándar.

¡Y aquí el primer error! Ser creativo no necesariamente es sinónimo de desordenado, desorganizado o irrealista. Quien decide ser emprendedor sabe que aproximadamente el 80% de la información que recibe el cerebro a diario es visual. Por tanto tiene un alto poder de influencia en la decisión de compra.

La decisión no es fácil, detrás de un logotipo o cualquier diseño hay varias opciones para elegir, hasta dar con el que más se ajuste a su emprendimiento y créame que no es fácil, de hecho, este blog ha cambiado de imagen 3 veces. Por esto, puedo hablarles desde la experiencia.

Errores comunes en la identidad visual de su empresa

1.- No definir una paleta de colores o en su defecto no aplicarla: Cuando digitalizas una marca, el primer reto es empezar a existir en la mente del consumidor, y eso se logra con un color que sea fácil de recordar y asociar a una marca. Por tanto hacer un festín de colores, resulta perjudicial para el “engagement”.

2.- No establecer un criterio en el uso de la identidad visual de la marca: En especial en las publicaciones de redes sociales. Puedes definir un formato para las frases célebres y otro para las ofertas y promociones, pero en definitiva evite jugar con el logotipo y los colores en cada imagen que suba a sus redes sociales.

3.- Saturar de texto cada publicación: En este punto asumo que la imagen no está cargada de colores, sino que el diseño es ideal. Por tanto, llenar cada publicación de texto será contraproducente, porque el receptor no recibirá el mensaje como lo esperas, sino que se distraerá con la imagen. Lo mejor, es que optes por un diseño minimalista.

4.- Utilizar letras no acordes a las dimensiones de la imagen: La imagen visual de una empresa es su carta de presentación y está estrechamente ligada con la credibilidad de la marca. Si la tipología no es del tamaño adecuado para la publicación, de seguro transmitirá un mensaje equivocado.

5.- Ir a los extremos: Imágenes tan simples que cruzan la línea de lo aburrido, o tan elaboradas que se requiere un intérprete experto para decodificar qué es. Debe ser tan simple que todos lo puedan entender y tan creativo que a todos les llame la atención. 

Sé que a simple vista pueden tomarse como aspectos muy banales, pero en realidad no lo son. Forman parte de la identidad de la marca y sirven para guiar al público a una correcta interpretación de la misma. Asegurarse que el mensaje visual sea el correcto, es de gran valor para las Pymes al momento de digitalizarse. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *