Ser más sociables en el trabajo

La sociabilidad en el liderazgo: formando nuevos esquemas

Ser social, parece ser una cualidad innata de todo líder, sin embargo este es otro de sus paradigmas. Como ya sabes, ser líder es una cuestión de actitud, confianza en ti mismo y en tu equipo, es tener o desarrollar esa capacidad maravillosa de motivar a las personas para lograr conquistar cimas personales y grupales.

Y no siempre, se es la persona más social, expresiva y asertiva que se quisiera ser. Pero no te preocupes, todos hemos aprendido muchas cosas en el camino hacia el liderazgo, por eso se nos denomina “líderes en entrenamiento”, porque asumimos que siempre hay más cosas que aprender. En este caso hablaremos sobre uno de las cualidades más importantes del liderazgo: la sociabilidad.

Ser más sociables es un reto que se asume con astucia en el campo del emprendimiento empresarial o social, puesto que todo líder sabe que las relaciones de negocios y amistosas son esenciales para mantener un sano equilibrio dentro y fuera de la oficina.

En tal sentido, hay acciones y actitudes que puedes mejorar sin perder la esencia de tu propia personalidad. Por ejemplo: para los líderes expresivos es más sencillo ser más sociables, ya que pueden empatizar con sus compañeros de trabajo, motivarlos, transmitir ideas y conversar. Pero, para los líderes instrumentales la prioridad son los resultados, y ser mas sociable, al menos con su equipo, no está dentro de sus prioridades.

Ser más sociables en el trabajo

Esto, no indica que haya un mal liderazgo. Sino que es una cuestión de personalidad. Y es tu responsabilidad descubrir cuál es tu caso, para empezar a trabajar en los aspectos que deben ser mejorados. Ya que, un buen líder debe saber cuándo prestar atención a las necesidades del equipo, o cuando es hora de acelerar el paso y brindar resultados palpables.  

Otro aspecto que considerar, son las barreras emocionales que interfieren en el proceso para ser más sociables. Esto ocurre con especial énfasis en las personas que poco profundizan en sus relaciones personales. Personas que tienen la capacidad de conversar, motivar y empatizar rápidamente casi con cualquier persona, y sin embargo, no pueden mantener este tipo de comportamiento por mucho tiempo por lo vuelven a su zona de confort emocional.

En este caso, el motivo de su inseguridad no se halla en los conocimientos o aptitudes profesionales, sino en las sociales o situaciones negativas que aún necesitan ser canalizadas. Por lo que se manifiesta una disparidad entre cómo se proyectan hacia los demás y cómo desean ser percibidos.

Bajo su autoconcepto, se proyectan como personas sagaces y capaces de desenvolverse profesionalmente sin dificultad, pero termina siendo poco naturales y muy estructurados, lo que dificulta sus relaciones sociales.

En cualquiera de los casos, es importante explorar nuevos retos personales que fortalezcan sus relaciones sociales. Salir de su zona de confort, de seguro no será fácil, puesto que deberá enfrentarse a retos personales, pero sin duda le harán más feliz y le ofrecerán las herramientas que le faltan para lograr el éxito que como líder, espera.

La sociabilidad en el liderazgo: formando nuevos esquemas
Califica nuestro Artículo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *