Los secretos de la mente millonaria

De empleado a emprendedor: Cómo reconfigurar la mente

¿Qué significa realmente ser un millonario? Esta es una pregunta que muchos pueden creer responder diciendo solamente que son personas con dinero. Sin embargo, lo que ellos realmente no entienden es el significado que se esconde detrás de la incógnita.  

De hecho, más allá de la vida de opulencia que los medios suelen registrar, existe una característica que se proyecta claramente dentro de las actitudes de una persona que ha llegado a hasta ese pináculo de la autorrealización: Su mente.

 

Y es que por más tonto que parezca, esta es una realidad que se refleja de manera natural en sus actitudes. Un millonario pudo haber sido pocos años atrás una persona como cualquier otra, pero este, por razones aisladas, seguramente empezó a comprender el poder que tiene el entendimiento dentro de la vida.

 

Por esto, los expertos en emprendimiento aseguran que un factor determinante en el éxito de los proyectos tipo startups, es el desenvolvimiento de los pensamientos, el nivel de enfoque y la convicción que refleje la mente del emprendedor, la cual nunca permitirá la consolidación de los proyectos de negocios, mientras este siga pensando como un empleado y no un empleador.

 

¿Pero cómo podemos entonces comenzar a pesar como tal?

Pensamiento y actitud: Los secretos de la mente millonaria

Contrario a lo que se pueda llegar a creer, los millonarios suelen vivir como personas de clase media, así refleja el estudio realizado por Thomas J. Stanley y William D. Danko, los cuales estudiaron por alrededor de unos 10 años los hábitos de unos 500 estadounidenses con más de 1 millón de dólares en sus cuentas.

 

De este modo, el estudio se enfocó en la conducta de los evaluados y determinó ciertos patrones en las personalidades de estos hombres y mujeres exitosos. Asimismo, este estudio delimitó ciertas recomendaciones actitudinales para aquellos en la búsqueda de la superación de sus proyectos de emprendimiento. Las principales de estas de estas eran:

 

  • No vivas de las apariencias, es más importante tener una independencia económica que jactarse de estatus social.

 

  • Escapa de las dudas, siempre será mejor arriesgarse que vivir con la duda de nunca haberlo intentado.

 

  • Dedica tiempo de tu día a día a la tarea de buscar nuevas oportunidades de negocios.

 

  • Está siempre abierto a la crítica, escuchar de manera inteligente te puede permitir crecer en el futuro.

 

  • Separa tus gastos personales del capital del negocio recordando siempre la importancia de la objetividad financiera.

 

  • Gasta poco y ahorra mucho, una vida de gastos no te permitirá que el futuro puedas invertir en tu emprendimiento.

 

Y ahora que sabes esto ¿estás listo para empezar a actuar como millonario?

 

De empleado a emprendedor: Cómo reconfigurar la mente
Califica nuestro Artículo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *