modelo-hombre-negocios-miniatura_50039-582

Motivación y conducta: ¿cuál es su relación?

Cuando hablamos de motivación, nos referimos al motivo por el cual hacemos algo o actuamos de cierta forma. Es la razón que nos lleva a decir o hacer algo. Por lo tanto, es muy importante tener una motivación alta para hacer todo lo que concierne a nuestra vida personal o laboral.

 

Así, debemos entender que, mientras más motivado esté un trabajador, mejor será su conducta frente a sus compañeros y su desenvolvimiento en las labores que ejerce; y si es alguien que debe relacionarse con clientes, es más importante aún que se sienta emocionado por hacer las cosas bien y con una sonrisa en la cara.

 

Si hablamos de nuestra vida personal, debemos estar impulsados a tener una mejor calidad de vida y por ello realizar los quehaceres con alegría, así como también es importante que nos enfoquemos en nuestro crecimiento personal, analizando lo que debemos corregir de manera individual y también lo que debemos mantener.

 

Dos factores que van de la mano

En el trabajo, es muy importante que se enfoque en mantener a todos sus trabajadores motivados, mediante incentivos y una buena comunicación con ellos, puesto que la única forma de saber si están inconformes con sus ganancias laborales, es conversando con ellos y entendiendo qué es lo que les molesta y cómo se puede mejorar. Si observa una mala conducta en algunos de ellos, puede suceder que no estén lo suficientemente emocionados o que tengan problemas personales y no sepan desconectarse de ellos al momento de trabajar.

 

En la vida diaria, una actitud cabizbaja o el ceño fruncido, le demostrarán que hay algo que no está bien en sus familiares. Las reuniones no solo se deben realizar en el trabajo, también es recomendable que tenga reuniones en familia, en las que conversen sobre ciertos temas que hay que atacar y discutir entre todos para aprender y crecer.

 

La relación entre la motivación y la conducta radica en que lo más común, es que si hay buenos motivos para actuar, el comportamiento de la persona será positivo y alegre. En muy pocos casos hay actitudes negativas cuando hay suficientes razones buenas para hacer algo en particular, y cuando las hay, se producen debido a factores emocionales que muchas veces no se saben controlar.

 

En fin, lo que le recomiendo es que busque lo que le emociona, haga lo que le gusta y se comunique tanto con sus allegados como con las personas que no forman parte de su círculo cercano, para que aprenda, viva y se motive a comportarse bien.

Motivación y conducta: ¿cuál es su relación?
Califica nuestro Artículo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *