Quiero poner un negocio, pero no quiero poner dinero

¿Cuánto cuesta el éxito de un emprendedor?

Esta es una pregunta con la que nos enfrentamos todos en algún punto de la vida, y es que, al momento de definir cuál es ese porcentaje de esfuerzo necesario para lograr nuestras metas autorealizatorias, y más cuando sientes que lo has dado todo y aún no llega nada. La verdad es que no existe una regla que defina de manera simple la dificultad de alcanzar un logro frente al otro.

Sin embargo, lo que sí es cierto es la existencia de múltiples obstáculos dentro de nuestro camino. Nadie dijo que emprender es una tarea fácil, muchas son las barreras del ego y los miedos que se anteponen frente a nosotros; saboteando de manera terrible nuestro recto camino, mientras nos llena de dudas y miedo al fracaso.

Pero, sin lugar a dudas, uno de nuestros mayores obstáculos es el falso concepto que tenemos de lo que significa emprender.

Con la popularización mediática del emprendimiento, la percepción de las masas se ha tornado herrada sobre el tema; los individuos piensan que esto es un proceso dependiente de la suerte, y aseguran de manera errada, que este no requiere de la complicada planificación y arriesgada inversión de la que han sido partícipes los emprendedores exitosos.

Quiero poner un negocio, pero no quiero poner dinero: Falsa premisa, falsa realidad

El camino al éxito está lleno de mil altibajos, y no hay ninguna persona que haya logrado acercarse a este que no pueda asegurar lo difícil que puede ser transitar por esas carreteras.

Por esto, es importante que nos mentalicemos con la idea de que es necesario invertir para recibir. Y es que ¿Hemos alguna vez escuchado de un árbol de que dé frutos sin haber sido previamente plantado como una semilla? De manera similar funciona la vida del emprendimiento, es un cultivo que debe ser trabajado con mucha atención y cuidado mientras se desarrolla, para garantizar en el futuro la más dulce de las recompensas.

Pero estas no llegan solas, se logran con la creación de hábitos saludables que sean de beneficio de su vida y su negocio, pero ¿cómo creamos un hábito cuando no lo tenemos?.

Hábitos para crecer y dar forma a nuestras ideas

  1. Sea proactivo en su vida y en sus ideas, no esperes tanto por lo que puedes empezar a planificar hoy.
  2. No se sobrecargues de tareas, estructure sus plan y empiece por tareas pequeñas para luego dar inicio a las más complicadas.
  3. Piense en metas de ganancia mutua, elimine la idea de que ganar significa que alguien más deba perder.
  4. Entienda y empatice con los demás, es necesario que pueda extender la mano primero para poder tener un brazo del cual sostenerse después.
  5. Desarrolle su ojo para las oportunidades, entrénalo rigurosamente y tenga siempre en cuenta que existen pequeñas sorpresas agradables justo debajo de nuestra nariz.

A simple vista parecen acciones simples y lo son, pero no podrá imaginar los logros que le permiten obtener tanto en la vida personal como en la profesional. Inténtelo, es gratis.

¿Cuánto cuesta el éxito de un emprendedor?
Califica nuestro Artículo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *