responsabilidad social empresarial

Responsabilidad social empresarial para las marcas nacientes

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un concepto que pretende ir más allá de estudiar la conducta de los negocios. Busca analizar tanto la imagen de la empresa en la sociedad como su papel en el ámbito social, económico y ambiental.

En la actualidad, la RSE  es considerada como “la” nueva forma de hacer negocios y esto se debe a que ésta integra en su perspectiva la preocupación y el respeto por las personas, por las comunidades y también por el medio ambiente, haciendo énfasis en los valores éticos de la empresa sin importar el mercado en el que se desempeña ni su tamaño.

Personalmente, asumo la Responsabilidad Social Empresarial como un compromiso que me permite a trabajar por un bien común para los ciudadanos de mi país, de manera que este se convierta en un vínculo para sensibilizar a los empleados con la comunidad y a la comunidad con la empresa. Es la manera más efectiva y amigable de retribuir a la comunidad la aceptación y el éxito obtenido, además permite de una manera u otra dejar una huella de conciencia sobre diversos temas que nos afectan como nación. Es un proceso bidireccional en el que se establece un relación ganar-ganar con la comunidad que construye lazos fuertes y perdurables.

Si bien, son muchas las ventajas que ofrece la Responsabilidad social empresarial, entre estas  destacan:

  • Motiva e involucra a los empleados
  • Mejora la relación de la empresa con la comunidad y viceversa
  • Es la mejor publicidad que se le puede dar a la empresa por dos razones: es gratis y es la mejor manera de ganarse el reconocimiento y respeto de los consumidores.
  • Logra dar una buena impresión tanto a los consumidores como a los líderes de opinión
  • Permite un mayor rendimiento en la parte financiera.
  • Se mejora la calidad de los productos o servicios ofrecidos.
  • Se reducen los costos de producción gracias al control que se ejerce sobre este.
  • Motiva a que se creen nuevos y mejores productos o servicios en base a la sostenibilidad de estos.

En la actualidad, las empresas dejaron de ser vistas solo como agentes fundamentales en el ciclo financiero, en donde se creaban empleos asalariados y a través de este se formaban los impuestos,  para ir más allá, y si se quiere tener más protagonismo en la sociedad, pues ahora se orientan hacia el bienestar social, dejando de lado el interés económico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *