exito empresarial

Consejos para mejorar la economía empresarial de tu negocio

Las contracciones económicas del último semestre del año en curso, como es natural, nos hace preguntarnos en particular sobre el futuro de nuestro negocio y en general por la solidez de la economía empresarial del sector privado y público, a mediano plazo.

Pocas veces, en mi trayectoria dentro del mundo de los negocios en Honduras he visto cómo el ingreso percápita de un país se viene a pique de manera acelerada y sostenida, en unas pocas semanas. De hecho, ya contamos con informes económicos que dan cuenta de manera detallada de la disminución drástica del Producto interno bruto de todos los países de la región, debido a la crisis pandémica.

En un contexto así, entonces, adquiere valor cualquier información que contribuya a la recuperación de todos los sectores productivos de nuestro país, de nuestra región, de la economía global.

Lo global y lo local en la economía empresarial hondureña

modelo-hombre-negocios-miniatura_50039-582

 

A diferencia de momentos anteriores, en que el PIB de nuestro país descendía en algún trimestre del año, hoy vemos que el descenso es sostenido, trimestre a trimestre. La diferencia entre esta merma de la empresa privada y estatal con las anteriores es que, en esta concursan factores exógenos.

Pues, las economías de la región caribeña venían presentando un incremento (a excepción de Cuba y Venezuela) leve en sus respectivos países, antes de la pandemia. ¿Qué quiere decir esto? Que nuestra situación económica, aunque distaba mucho de ser ideal, estaba manteniendo sus índices de crecimiento, hasta verse afectada por la situación global que actualmente cierne su sombra sobre todos los países, indistintamente de su posición geográfica o situación socioeconómica.

Ahora que tenemos una economía global que da sus primeros pasos de lenta recuperación al igual que las locales, ¿qué podemos hacer para mejorar o mantener la salud de nuestra economía empresarial? Si tienes una organización o te encuentras dentro del ámbito de los negocios, algunas respuesta sobre a esta interrogante podrían ser las siguientes:

No desesperes y mantente en territorio conocido

La coyuntura se presta para que afloren charlatanes que venden paraísos financieros donde no los hay, pero que debido a la particular incertidumbre que sufrimos todos, pueden captar a más de un desprevenido y desesperado. 

Entonces, lo que quiere decir es que debes cuidarte de especuladores y profetas de la buena nueva que quieran llevarte a otras tierras, esto es, a otros mercados bursátiles que apenas conoces.

Por los momentos es mejor mantenerse en plazas y mercados  económicos conocidos, del que tengamos alguna experiencia previa, que aventurarnos a otros mercados que por ser más volátiles, es posible que terminemos arrepintiéndonos.

Recuerda factores externos

Confucio, el pensador milenario de origen chino, tenía una máxima que aplica para estos momentos actuales: “si lo que puedes mejorar depende de ti ¿de qué te preocupas?; y si lo que no puedes mejorar depende de ti ¿de qué te preocupas?”. 

En efecto, aun los factores globales están metabolizando la pandemia; los aeropuertos y vías marítimas están muy regulados, lo que ralentiza el flujo de nuestras economías. Por lo que tendremos que esperar solo un poco más.

Replantea de modelos de negocio

Con esto no quiero decir que abandones de lleno tu nicho de mercado, ni mucho menos,  sino de tomarte el tiempo para pensar en hacer reformas en tu estructura de negocio sin que por ello cambie su esencia. 

Detente y ve el momento presente en cual estás

logo-luis-kafie-350px-N

Toda economía empresarial dependiente de convenios bilaterales con agentes externos está paralizado. Lo que quiere decir que nuestra política fiscal no es la óptima, y por ello te encuentras en una situación de resistencia. 

Los empresarios somos agentes avant garde económicos, sino entidades que trabajan duramente para la reactivación de sus motores económicos. Buscamos reactivarnos financieramente y, precisamente, debemos pensar desde un lugar de resistencia.

Orden dentro del caos

Siempre recomiendo bocetar al menos dos organigramas pensando prospectivamente la situación hacia la que quieres llevar tu negocio. De esta manera estaremos siendo un poco más activos frente a la incertidumbre y el caos reinante, y asimismo manejaremos escenarios reales posibles, para los que tendremos una ruta incipiente trazada.

Lk exito

Libros que te pueden acompañar en tu camino hacia al éxito empresarial

Hay lecturas que debemos acometer para crecer aun más como persona, pero también en conocimientos y, cómo no, para inspirarnos. 

Por mi parte, siempre tengo en mi biblioteca personal esos libros de los que de una u otra manera obtuve algo para aprender, para reflexionar y que me incentivaron en mi largo recorrido por los miles de caminos que conforman el ámbito de los negocios. Unas fueron lecturas más ilustrativas que de negocios propiamente, otras de reflexión y, por supuesto, están aquellas que me aconsejaron en algún momento sobre qué hacer como empresario.

Hoy me gustaría recomendarte algunas lecturas que tuvieron en algún momento en particular de mi carrera empresarial, una importancia especial, según el contexto, y que podría tenerla igualmente para ti, si estás buscando tener éxito en los negocios.

Lecturas que ayudan al éxito empresarial

lk exito empresa

Estoy convencido  que hay un libro escrito para cada momento de nuestras vidas y que si te topas con él en el momento más adecuado, este te dará un poder de lucidez y discernimiento que sabrás agradecer. Los siguientes libros que quiero presentarte, puede que tengan un efecto inmediato o no en ti, según el momento en que te encuentres de tu vida.

Meditaciones, de Marco Aurelio

Es una bella obra que compila las reflexiones de Marco Aurelio, quien fuera uno de los emperadores más connotados de la antigüedad romana y que nos enseña de la importancia del autocontrol, de ser hombres con dominio sobre sí mismos, para no ser marionetas de los deseos, siempre caprichosos. 

Pienso que es un libro que viene perfecto en un mundo como el actual en el que se nos distrae continuamente y donde  es sine qua non tener voluntad de autocontrol y no dejarnos afectar por la adversidad  para lograr los objetivos que nos tracemos.

El Príncipe, de Nicolás Maquiavelo

Lo recomiendo como un texto para quienes quieren saber más sobre los tipos de liderazgo, pero también sobre cómo preservar el poder, cómo obrar inteligentemente para que todo vaya andando en consonancia con los fines que buscamos alcanzar.

Aunque se le acuña al autor la idea de ser poco ético, porque se le interpreta como inmoral cuando habla de medios para alcanzar los fines, lo cierto es que es una obra que nos enseña a ser prudentes, más cuando estamos en cargos de poder.

El arte de la guerra, de Sun Tzu

Esta tal vez sea mi recomendación de lectura más clásica, porque en verdad su uso en los negocios se popularizó mucho en estos últimos años. Pienso que es una obra que nos ayuda, primero que nada, a ver salidas airosas, aun cuando el panorama diga lo contrario. Pues, aunque es un tratado militar, la obra ofrece tácticas y estrategias que, en esencia, pueden ser extensibles al ámbito de los negocios.

Lk exito empresarial

No hay muchas obras como esta, que nos enseñan qué hacer cuando nuestro adversario es más fuerte que nosotros. La lectura de este texto te ayudará a tener confianza y saber que siempre contamos con herramientas para mantenernos compitiendo con los grandes y lograr el éxito empresarial que deseamos. 

The call wild, de Jack London

Aunque no es un tratado filosófico o un texto de reflexiones ni de instrucciones financieras, esta novela de ficción se puede leer como una gran alegoría o metáfora de la condición humana, retratada en un perro domesticado cuya vida acomodada cambia radicalmente y desde entonces debe desarrollar destrezas que antes no tenía para hacerse un lugar en el mundo. 

Es una novela que nos habla de la capacidad de sobreponerse y vencer obstáculos inimaginables, adaptándonos a los contextos más difíciles y complejos. En fin, de todo lo que bien puede suceder -aunque metafóricamente- en nuestro camino al éxito empresarial.

LK recursos natural

¿Por qué debemos hacer un uso inteligente de nuestros recursos ambientales?

A veces parece que no discernimos bien los factores que son el piso principal de nuestra actual civilización y obviamos el importante papel que juega en nuestras vidas los recursos ambientales de este, nuestro único planeta. 

En mis tiempos de juventud la idea de que el planeta en verdad era un bien que podría sufrir alguna vez de escasez, no era un idea tan generalizada como hoy lo pregonan desde diferentes ámbitos las organizaciones ambientales. En verdad siempre creímos que nuestro planeta era el sombrero del mago del cual podíamos sacar siempre lo que queríamos, y muy al contrario de estos días, nadie nos dijo que no estábamos en lo cierto. 

La importancia de nuestros recursos ambientales

Esta conciencia, a decir verdad, de la finitud de los recursos ambientales de nuestro único planeta, es, por decir lo menos, un poco desencantadora si lo comparamos con las creencias de hace varias décadas atrás sobre la abundancia de recursos naturales. No obstante, no por esto, debemos hacer caso omiso. Hay consecuencias graves de seguir usando el mismo modelo económico -un por depredador- que llevamos hoy día.

Me parece que, como empresarios, debemos apoyar al uso consciente de los recursos naturales, porque son las bases y fundaciones sobre las que construimos este proyecto civilizatorio del que gozamos hoy día. Pero que requiere serias reformas en el mismo para hacer nuestra vida en el planeta más viable.

LK recurso naturales

Preocupa que el egoísmo campea sobre estos aspectos de conservación de nuestro planeta, ignorando que se trata de un asunto existencial, de la vida y continuación de la vida humana. 

Y es que, cuando hablamos de desarrollo sustentable también decimos sostenibilidad. Es decir, ¿qué tan viable es nuestra actual civilización? ¿Estamos poniendo en riesgo no solo nuestro presente a mediano plazo sino a las generaciones que vendrán después de nosotros?

Como empresario, creo perfectamente en el progreso, en la industria, en el desarrollo contínuo, pero también me preocupa el mundo que les dejaré a mis nietos, y a los hijos de mis nietos. Porque, lo contrario sería egoísmo, y este es un valor que no entra en mi ética como persona, como empresario. Pues, creo que nuestra misión es que las generaciones que nos sucederán hereden un mundo mejor y se sientan orgullosos de sus predecesores.

Claves

Aun estamos a tiempo de cambiar el curso de la historia; aun estamos a tiempo de dejar un planeta más armonioso y abundante para la continuidad de nuestros linajes. Por esto es importante saber que:

  • El crecimiento exponencial de nuestra población exige mayor compromiso con mejorar la calidad de vida de las personas, convirtiéndonos en empresas socialmente responsables.
  • La educación sobre temas de sostenibilidad a los más jóvenes, es un tema que debemos apoyar e incentivar.
  • Promover la investigación científica es fundamental. 

En la medida en que logremos ver todo esto como esfuerzos y no como pérdida de tiempo; como inversión y no como gasto, entonces estaremos dando pasos importantes para que nuestro progreso como civilización no dilapide nuestros recursos ambientales y aseguremos la continuidad de todas las especies de vida en nuestro planeta tierra.

Cómo ser más seguro de sí mismo y no fracasar en el intento

¿Sabes cómo el autoconcepto contribuye a que tengas una idea de negocio rentable?

Hay miles de ideas de negocio pululando ahora mismo en las redes sociales, pero también en las conversaciones de café, o en una reunión familiar, o evento social. Todas parecen coherentes, viables y rentables. 

Ahora, la pregunta que hay que hacerse aquí es, ¿para quién o quiénes son buenas estas ideas para comenzar un negocio rentable? Me parece que la pregunta tiene pertinencia en vista que, desde mi experiencia en el campo de los negocios, hoy puedo decir que los modelos de negocios exitosos están de alguna forma emparentados con lo que somos o creemos que somos. ¿Cómo es esto? Te invito a seguir leyendo para adentrarnos más en esta relación.

La mejor idea de negocios es aquella que más se parece a ti

Lk idea de negocio

Sé de personas muy talentosas que ha tenido excelentes ideas para los negocios y sin embargo al comenzarlos ya sentían que algo no andaba del todo bien. Invertir en una ensambladora de autos chinos puede ser un buen negocio, pero tal vez te vaya mejor hacerlo en un concesionario de autos, porque te gusta tratar con personas, recomendar y guiarlos en la compra de un vehículo… ya que, eres afable, comunicativo y persuasivo. 

Entonces, ¿qué intento decirte?, que el autoconocimiento es importante para que des con una buena idea de negocio rentable para ti, porque engrana perfectamente no únicamente con tus actitudes, sino, sobre todo, con tus aptitudes.

El camino hacia la idea de negocio ideal comienza por el autoconcepto y autoconocimiento

Hay ciertos patrones de crianzas que suelen ser a la larga lastres que impiden la sana evolución de nosotros como personas, de saber quiénes somos y qué nos gusta y qué no. Cuando existen estos obstáculos al autoconocimiento posiblemente no desarrollaremos una definición de nuestra persona como autónoma, si no como dependiente de la voluntad de los demás. 

Pero hay un momento en que debes definirte a ti mismo sin que los otros te condicionen, como única vía de construir tu propia imagen, solo así identificarás mejor tus capacidades.

Pensemos en un personaje popular y mundialmente conocido, Steve Jobs. Dejó de ser lo que los demás querían que fuese y dejó la universidad cuando le llegó su idea de negocio ideal, que le apasionaba: diseñar prototipos de terminales únicos. Es decir, estamos obligados a conocernos a nosotros mismos para saber hacia dónde dirigir nuestro proyecto de negocio, pero también de vida.

Cuando logres un autoconcepto de ti mismo más real, y menos distorsionado por lo que otros dicen. Un autoconcepto más honesto y certero. Tendrás entonces una mejor percepción de tus cualidades y aptitudes, con los que compaginar esa idea de negocio rentable que calza perfectamente con tu propia esencia.

luiskafie-cabecera-compressor

Mientras mejor conozcas tus fortalezas más rápido construirás un negocio próspero

Es muy lamentable y la verdad que no me extraña ver a nuestros jóvenes desatinar una y otra vez en la loable tarea de construcción de un negocio próspero. Desde hace mucho entramos en un mundo cuyo estilo de vida es, por antonomasia, agitado, por tanto esto influye en mayor o menor medida en nuestra incapacidad para auto percibirnos.

Lo que trato de decir, es que se ve más en estas últimas generaciones, ese fenómeno contemporáneo caracterizado por individuos absortos en un sinfín de tareas, de actividades diarias, que en su mayoría de veces son técnicas, y que lo separan peligrosamente de tener la bella oportunidad para estar consigo mismo a solas.

El negocio próspero comienza en ti

El autoconocimiento como herramienta para alcanzar el éxito

Si estamos imbuidos en tareas de trabajo diario; de actividades que no nos aportan valor como individuos ¿cómo conocer nuestro ser y de lo que es verdaderamente capaz ese ser, que somos nosotros mismos, a fin de cuentas? Si no trabajamos -porque es una forma de trabajo, y por tanto, de deber- en identificar nuestras fortalezas, estamos condenados a ser para nosotros mismos un extraño.

He conocido colegas que se quejan porque sus negocios no van bien. Les pregunto, que hicieron últimamente para que pase lo contrario. Y dicen que han perdido tiempo hablando todo el día con clientes que al final del mismo, terminan por aceptar solo parte del trato. 

La ironía aquí, está en que estos colegas no se dan cuenta de lo que han logrado, y menos de sus fortalezas: el uso de las habilidades comunicativas y la persuasión jugaron un papel determinante para llegar a ciertos acuerdos. Esto implica unas fortalezas. Pero quien las posee no las identifica. ¿Cómo remar hacia un negocio próspero si no ves de los que eres capaz, si no identificas tus mejores aptitudes?

Me gustaría que sigas leyendo para brindarte estrategias que te ayuden a localizar tus potencialidades y que puedas aplicarlas en los negocios. Veamos.

La primera estrategia acaso te parecerá algo abstracta pero lo cierto es que es un medio muy iluminador. 

Escucha atentamente

La mayoría de las veces, estamos interactuando con las personas, hablando, gesticulando, reaccionando. Sin embargo, todas estas relaciones intersubjetivas no son realmente genuinas porque son, primero, relaciones instrumentales, y segundo, porque nos comportamos como autómatas. ¿Qué quiere decir esto? Que realmente solo una parte de nosotros está realmente en el presente, escuchando y observando lo que acontece.

La escucha atenta nos permite estar cien por cien metidos en el presente inmediato, en el ahora, lo que nos permite mirar y experimentar el mundo con una agudeza inusual. Y lo más importante, mirarnos a nosotros mismos, estar consciente de cómo hablamos y gesticulamos, el tono de nuestra voz, lo que decimos y cómo lo decimos, y qué efectos tiene esto en el otro. Todo esto ayudará a identificar con qué  o cuáles fortalezas contamos.

Escribe

Pasa más con los hombres que con las mujeres, eso de negar u obviar las emociones. Saber cómo te sientes, pero más aún, saber expresarlo, nos ayuda a conocer mejor qué momentos nos generan  sosiego, malestar, pesimismo o alegría. La escritura bien nos puede ayudar al respecto y, por lo tanto, a ver mejor nuestras cualidades internas.

Acércate al coaching

La orientación de un tercero no está de más cuando tratamos de buscar mecanismos que nos ayuden a identificar nuestras mejores aptitudes para los negocios, pero también para todo lo que la vida implica.

Hay más estrategias y consejos que podríamos aplicar para trabajar desde nuestro interior el autoconocimiento, que redunde en la construcción de un negocio próspero, pero estos son los más generales, para empezar a trazar ese camino de conocer nuestras fortalezas y orientarlas en los negocios y nuestra vida íntima.

LK Eficiencia energética

¿Cómo podemos mejorar la eficiencia energética en nuestros hogares?

Un índice de avance en nuestra sociedad lo podemos notar en el consumo creciente de energía eléctrica doméstica. Sin embargo, esto nos obliga a ser más concientes del uso que hacemos de este recurso. Pero ¿cómo hacerlo? ¿Cómo lograr esa eficiencia energética que el mundo demanda?

Sobre este “cómo hacer” se ha hablado mucho, en especial en los últimos años. Y aunque en este punto hay posiciones y criterios tan variados como pintorescos, la verdad es que todos confluyen en una verdad: en  que, como seres humanos debemos ser más conscientes con los recursos que el planeta nos dispensa.

Sin embargo, no es cierto que ahora, recién, es que estamos desarrollando una consciencia ahorrativa. Cuando niño, siempre se me dijo que apagara la luz al salir de la habitación o, de no dejar la puerta abierta del refrigerador. Solo que ahora esto no basta y debemos ser más eficientes en el consumo energético.

Y una forma de alcanzar estos objetivos es haciendo uso inteligente del mismo  en nuestras casas. Teniendo presente que de esta forma estamos aportando, aunque parezca algo imperceptible, más años de vida a nuestra única nave espacial: este planeta tierra. 

Como sociedad ¿qué ganamos con la eficiencia energética?

Lk consumo eléctrico conciente

Cada vez estamos más convencidos de que de todas las especies predadoras que hay en el planeta, sea el hombre, como género humano, el que más descuella. Sin embargo, cabe recordar con el estagirita, Aristóteles, que si bien somos animales como el resto de las especies de este reino, somos también racionales.

Es por esta condición humana que podemos fundar nuestras acciones en una razón pero también en una ética. Para no ser simples animales predadores. En tal sentido, me digo que, cuando hacemos un consumo eficiente de la energía doméstica estamos siendo racionales y éticos; pero también empáticos.

Pues, de lo que nosotros hagamos hoy con el planeta tierra dependerá el futuro de nuestros hijos y nietos, y de los hijos y nietos de nuestros nietos y así. ¿Cómo, entonces, no estar a favor de un consumo inteligente de los recursos energéticos de nuestro planeta, si la mayor ganancia que tenemos es elevarnos éticamente por encima de los demás animales, además de asegurar el futuro de todas las especies, incluida la humana?

Ahora bien, ¿cómo podemos dar nuestra pequeña contribución, que -y no hay paradoja en esto- al final será siempre grande, ahorrando energía desde nuestros hogares? Veamos algunas maneras de lograrlo.

Mejorando la eficiencia energética de nuestro hogar

Lk energía eléctrica hogares

Una máxima griega rezaba: de lo poco, mucho. Estoy convencido que pequeños gestos y prácticas como las que presento a continuación sumarán voluntades y dejaremos el mundo mejor de lo que lo encontramos:

Aprovecha las fuentes naturales de iluminación

Estamos muy condicionados por la tecnología. Veo una dependencia nociva de los más jóvenes con la sofisticación del mundo. Por ejemplo, aun cuando hace un buen día, de nubes despejadas, insisten en cerrar ventanas y prender las lámparas de la casa todo el día. La luz natural del día es una fuente que debemos aprovechar al máximo.

Cambia tus lámparas

Los bombillos ahorradores, en este sentido, son una herramienta sencilla pero poderosa, y lo mejor es que está al alcance de todos. Existen en el mercado una variedad de estos bombillos halógenos con los cuales podríamos reemplazar las lámparas incandescentes de nuestros hogares.

Desconectemos los artefactos

La verdad es que nuestra comodidad doméstica tiene un impacto importante en el ambiente, aun en los pequeños detalles. Pues, muchos hemos aprendido a no dejar conectados nuestros equipos en modo Stand By, porque, por si no lo sabías, en modo stand by tus dispositivos consumen tanto como si estuviesen siendo usados.

Seamos moderados con la iluminación

A ciertas horas del día, en particular en las horas cercanas y después de la cena, no tiene sentido iluminar toda la casa, más cuando vamos a descansar. En todo caso, lo razonable sería tener una iluminación moderada, nada incandescente.

Otras formas de ahorro energético doméstico son bajar los niveles de temperatura de nuestros calentadores; igualmente, optar por abrir ventanas para ventilar la casa de manera natural y no artificialmente.

Somos animales racionales, por tanto, estamos capacitados para cambiar nuestros hábitos, transformarlos en pro de un bien mayor, y haciendo estos pequeños cambios a lo interno de nuestros hogares estaremos remando hacia la eficiencia energética que queremos para el bien de nuestra civilización.