Política laboral

Políticas laborales cuándo aplicarlas en una Startup

El concepto de política laboral se refiere a las distintas normas o leyes vigentes que afecten, positiva o negativamente, el ámbito laboral en un determinado país. Cada empresa cuenta con sus propias Políticas Laborales, pero siempre rigiéndose por las leyes del estado en donde opera. Además, de estas dependen los horarios de trabajo, los permisos y las vacaciones, lo que nos indica que estas rigen el tiempo en el que vamos a estar dentro de la oficina.

 Cuando se pone en marcha un proyecto de emprendimiento es sumamente importante contar con una buena Política Laboral porque estas otorgan libertades a los empleados que luego serán retribuidas con lealtad y productividad. Pero, por qué hablar de “libertades” cuando se trata de seguir las reglas? Pues porque estas deberían ir de la mano, y al contrario de lo que se podría pensar hace algunas décadas, el trabajo no solo se trata de estar esclavizado en un escritorio por más de 7 horas, se trata de una relación ganar-ganar donde todos los puntos están claros para ambas partes.

De las grandes empresas a Startup

Es común prestar suma importancia a los proceso operativos de una startup y olvidar definir las políticas laborales de la empresa, en especial ahora bajo el modelos organizacional que impone la generación Millennial. Sin embargo, esta herramienta fue creada para solucionar un problema que eventualmente llegará cuando la empresa crezca.

Definir cómo se va a operar, cuáles son los límites aceptables en los patrones de conducta dentro de la empresa y las normativas de seguridad entre otros, son aspectos que será de gran ayuda cuando se sumen cada vez más colaboradores a tu empresa, con estilos de vida diferentes que puedan generar roces entre sí y generar un ambiente laboral poco favorable. Estas normativas, al igual que la leyes estatales pretenden generar un punto de equilibrio para definir qué se permite y qué definitivamente no, por lo cual se convierten en motivos de peso para generar reclamos justificados al trabajador.

Se convierte en la opción más madura, profesional y responsable de prevenir o controlar situaciones negativas dentro de la empresa que pueda comprometer la armonía del equipo y por ende su productividad laboral. Así que puede ser un excelente idea tomarse un tiempo para analizarlo y plantear una propuesta que en definitiva se apegue a la filosofía de su start-up.